domingo, 1 de septiembre de 2013

LAS HEURIGEN, LOS GUACHINCHES DE AUSTRIA

HISTORIA.-


Los habitantes de la pequeña localidad de Grafschaft Görz protestaron en el siglo XVIII debido a que el conde Delmetri sólo quería vender monopolizando su propios productos en la región. Como consecuencia de esta revuelta, el 17 de agosto de 1784 el emperador José II de Habsburgo emitió un edicto en el que permitía a cada ciudadano vender alimentos, vino y mosto cosechados por ellos mismos.

"gastronomy, inns, "Beim Heurigen", wood engraving after drawing by Wilhelm Gause, Vienna, 1891, Heuriger, wine, inn, tavern,


El edicto tuvo que renovarse en 1845 debido a imperfecciones detectadas y poca concienciación ciudadana. Las leyes sobre la venta de alimentos y vino se fueron renovando hasta el consentimiento de la ley denominada "Buschenschankgesetzen der Bundesländer" que es la que rige en la actualidad y es aplicable en los estados federales de: VienaBaja AustriaBurgenland y Steiermark (Estiria).


Las Heurigen son uno de los lugares más típicos y característicos de Viena y de Austria en general. Son locales en los que sirven vino casero: los patrones de la taberna son viticultores que venden su propio vino cuando lo tienen recién hecho. Por tanto, las Heurigen sólo abren ciertos días del año y de ahí viene su nombre: Heuriger (el singular de Heurigen) que significa “en este año”, porque los vinos que ofrecen son de la cosecha de este año. Normalmente las Heurigen se ponen de acuerdo para que siempre haya al menos una abierta en cada barrio. Para saber si una Heuriger tiene el vino preparado, teneis que mirar en su portal: si hay una rama de pino colgada, significa que el vino está listo y que se puede entrar.




Les llaman tabernas, pero en realidad no son realmente ni tabernas, ni bares, ni restaurantes. Las Heurigen tienen sus propias limitaciones legales, en las que sólo se les permite eso, vender su propio vino del año en curso y sólo pueden ofrecer una pequeña oferta de platos: estos sólo pueden estar elaborados con productos de los propietarios, no de otros agricultores u otras marcas. Suelen ofrecer Liptauer, una crema de queso típica austríaca, ensaladas de patata y Wiener Schnitzel, la famosa carne rebozada, ya que la mayoría tienen vacas con las que puedes hacer el queso y la carne rebozada y grandes plantaciones de patata, con las que hacen las ensaladas.

La comida tenéis que ir a la barra a pedirla y os la lleváis vosotros mismos a vuestra mesa, los camareros/agricultores sólo sirven el vino. Esto es una tradición que viene de antaño, a comienzos del siglo XX, de cuando las Heurigen empezaron a existir: originariamente, eran locales en los que la gente llevaba su propia comida de casa y lo que tomaban allí era el vino, y esto se ha desarrollado hasta hoy en día. Para hacer a los establecimientos más rentables, el mismo local es atendido por diferentes vinicultores (winzers) de forma secuencial. De esta forma es posible tener diferentes tipos de vinos en diferentes fechas. A estos locales se les denomina a menudo como Winzerstube. En la actualidad los clientes ya no se traen su comida, pero tienen que ser ellos mismos los que se la sirvan.



Lo que hace a las Heurigen tan típicas y a la vez acogedoras, no sólo es su vino y su buena comida, sino la música que tocan. Siempre hay músicos, llamados Heurigensänger, cantando canciones sobre vino y comida, tocando Schrammelmusik y canciones típicas vienesas acompañados de acordeones y de guitarras. Los temas de estas canciones consideran los efectos, la calidad y los tipos de vinos. Tratan de temas tales como la belleza de Viena, del deseo  nostálgico del regreso del pasado, las transiciones de la vida, lo inevitable del sufrimiento humano y la muerte, y un poco menos de cosas románticas como el amor.





Podéis encontrar Heurigen por toda la ciudad de Viena y por todo el país, aunque las más famosas están en el barrio vienés de Grinzing. Si estáis en Viena, no dejéis de visitar una Heuriger, en la que os empaparéis de la cultura austríaca más popular.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada