miércoles, 15 de febrero de 2012

LA VENDIMIA EN TENERIFE

La privilegiada situación geográfica de la isla de Tenerife, su clima subtropical y el efecto benefactor de los vientos alisios que suavizan sus estaciones, la convierte en un lugar excepcionalmente apropiado para el cultivo de la Vid.

La tradición vitivinícola en la isla, data del siglo XVI y tiene su origen en las cepas traídas por españoles y portugueses. Durante los siglos XVI, XVII y XVIII, gran cantidad de vinos tinerfeños de reconocida calidad, fueron exportados hacia Europa y América.
Para los tinerfeños el vino es mucho más que un producto agrícola ó comercial y para un gran sector de su población, el vino es una parte importante de su patrimonio y la cultura enológica, esta muy arraigada en la mayoría de los festejos de tradición popular. 


En el año 2011 en Tenerife se ha obtenido la cosecha de uva mas corta de la década. El Cabildo confirma un descenso de la cantidad de uva vendimiada en la isla este año con respecto a la media de los últimos 10 años. En términos generales, la campaña de 2011 ha estado condicionada negativamente por aspectos como la brotación baja e irregular de los racimos en la parada invernal, el retraso en la maduración del fruto, la aparición de enfermedades y la elevada humedad. Estos factores han sido similares a los del año pasado, pero en esta campaña se han mostrado de forma más virulenta, por lo que la merma de la cantidad de uva se sitúa en torno al 50 por ciento.


El número de solicitudes de análisis recibidas en el Laboratorio Insular de Vinos del Cabildo descienden un 40 por por ciento en los meses de agosto y septiembre en relación con años anteriores, con lo que estos datos parecen refrendar las previsiones. No obstante, la vendimia viene claramente diferenciada según la zona de la Isla que se trate. En el Norte se observa un retraso de unas dos semanas provocado por las condiciones descritas anteriormente, especialmente en la comarca de Tacoronte-Acentejo, una circunstancia que no ha sido destacable en la vertiente sur.

Esta coyuntura hace más difícil el análisis cuantitativo de los datos parciales en relación con los kilos de uva recogidos hasta la fecha y compararlos con los de años anteriores. No obstante, si se estudian las vendimias más avanzadas –las de las comarcas del sur de la isla– se constata que las mermas pueden ser menores de lo previsto.

Este pronóstico invita a moderar en cierto modo el pesimismo del sector, máxime cuando se compara lo sucedido en la campaña pasada cuando las previsiones insulares previas a la vendimia –mermas en torno al 40 por ciento– se quedaron finalmente en un descenso de un 15,2 por ciento en relación a 2009.

La Denominación de Orígen Tacoronte-Acentejo comenzó el cuatro de agosto su vendimia con fecha de finalización el cuatro de noviembre. Su producción alcanzó 748.671 kilos totales tras su último parte de cosecha, con 76.887 de uva blanca y 671.783 de uva tinta.

La Denominación de Origen Ycoden Daute Isora ha recogido un total de 677.193 kilos de uva, de los que 216.398 corresponden a uva negra y 460.794 kilos de uva blanca con fecha de finalización el pasado nueve de noviembre.

Por su parte, la Denominación de Origen Valle de la Orotava, acoge 557.947 kilos totales en las quince bodegas que alberga este consejo con una notable calidad de todas sus variedades.

En cuanto al Valle de Güímar, su total de kilos alcanza 472.029, de los que 387.256 corresponden a uva blanca y 84.772 a uva negra con diecinueve variedades en sus bodegas.

El Consejo Regulador para la Denominación de Origen de Abona, el más reciente de los que componen el marco vitivinícola de las islas Canarias, ha obtenido a la finalización de su vendimia 1.220.282 kilos totales, de los que 741.014 pertenecen a la uva blanca con ocho variedades distintas, y 479.268 corresponden a la uva tinta, que aglutina a once variedades.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada