lunes, 12 de diciembre de 2016

CASA SANTIAGO

  Ayer disfrutamos de uno de los parajes más bonitos y encantadores de nuestra isla, Anaga, una de las zonas más antiguas de la isla. Se trata de una abrupta cordillera de cumbres recortadas de las que descienden profundos valles y barrancos que van hasta el mar, formando numerosas playas, muchas veces sólo accesibles a pie o por barco.
  La naturaleza de Anaga, sus muchos caminos, su vista a otras islas, sus miradores, su cumbre y su mar, sus vientos, su mar de nubes, sus roques, acantilados y olas, sus carreteras y curvas, sus montes, tabaibas, pinos y laurisilvas, hacen de él un lugar ideal para amantes del aire libre, de cortos paseos y de largas travesías, de la playa, del monte y de la montaña.
   El Parque Rural de Anaga es un mundo en sí mismo constantemente diversificado por la sucesión de bellezas naturales que se agazapan tras cada curva de la carretera, tras cada recodo del camino. Un camino que invito a recorrer a todos los que aman el senderismo, respirar aire puro, o estar en contacto con la naturaleza en su estado más genuino.


  En Anaga se pueden degustar platos típicos que deben su fama a su preparación casera, como la carne de cabra y de conejo, el puchero, las garbanzas, el escaldón de gofio, el pescado fresco y las papas arrugadas con mojo, el pulpo frito y las batatas. Son igualmente conocidos los quesos tiernos de cabra elaborados artesanalmente de Benijo, María Jiménez, Taborno, Afur o Igueste de San Andrés y el vino de la zona que cuatro bodegas están embotellando: Las Fajanetas, Mazlagua y Vinos Cathaysa del Valle de Taganana, Batán de Abajo y Cuevas de Lino. Otra recomendación, no dejar de probar el exquisito queso de cabra. y una gran variedad de papas como la borralla, azucena, autodate, venezolana y chinegua. Existen una gran variedad de especies de batata por la zona, la más apreciada la Batata de Benijo. Estos tubérculos suelen consumirse acompañando a un pescado salado o para hacer truchas de batata.


   En Casa Santiago como es conocido por los más veteranos de la zona o Casa Francisca como lo conocen los más noveles, se pueden degustar los platos típicos de la zona, para comenzar unos tomates con aguacates, sal gorda, orégano, aceite y vinagre de vino y continuar con un escaldón de gofio con cebollitas rojas y mojo rojo.


   El amigo Jesús Villanueva quería judías pintas, ya las había probado en una visita anterior, pero esta vez no tenían y muy a nuestro pesar (sonrisa amplia) nos comimos unos judiones que a decir verdad estaban igual de buenos. Y como último plato, antes de los ansiados postres, conejo frito, con extra de asadura para mi, con papas fritas.


    El barraquito, el quesillo y el Polvito uruguayo canario fueron el justo y genial colofón a un buen día de amistad en el Macizo de Anaga, disfrutando de sus paisaje, su gastronomía, su vino y su gente.



DIRECCIÓN
Casa de la Cumbres 79 Anaga
(Cruce para Afur)
Santa Cruz de Tenerife

Teléfonos: 699 605 875 - 636 996 721 JAVIER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada